El legado del Rector Guido Arnal

Guido Arnal tenía 41 años cuando fue electo como Rector de la Universidad Católica Andrés Bello en 1974, tras desempeñarse como Decano de la Facultad de Ingeniería y Vicerrector Académico encargado del Rectorado. Egresó de la primera promoción de ingenieros en 1958 y ha sido el único laico en dirigir nuestra Alma Mater desde su fundación.

“Se buscaba desesperadamente con la universidad cerrada, a alguien que pudiera dirigir aquello, con una división enorme. Él aceptó y puso orden en la casa y creó reglamentos para evitar esa discrecionalidad que se evidenció en las expulsiones”, recuerda el Padre Gustavo Sucre, el jesuita con más años dentro de la UCAB, del contexto que recibió a Arnal durante sus primeros  días en el rectorado, cuando la crisis enfrentaba a estudiantes y profesores.

Crecimiento en el campustl_files/AEUCAB/imagenes_boletines/Enero 2015/guido1.jpg

Carmen Cecilia Mayz, lo acompañó durante su gestión en la Oficina de Promoción y Desarrollo, unidad creada para obtener financiamiento por otros medios que no fueran la matrícula universitaria y así cumplir con el plan propuesto: el desarrollo estructural del campus, el desarrollo académico, el fortalecimiento de la academia  y promover aportes para financiar a estudiantes de escasos recursos.

Carmen Cecilia asegura que de esta manera apuntaban al crecimiento pleno de la universidad, partiendo de la idea de que los egresados son vitales para el éxito de dichas iniciativas.

Con el trabajo mancomunado del equipo, del que también formaba parte los padres Gustavo Sucre y Luis Azagra en la UCAB y Francisco Arruza desde la Fundación Andrés Bello, poco a poco se materializó el gran proyecto que hizo crecer al campus de Montalbán.

Gracias a las campañas avaladas por el Consejo de Fomento de la Universidad, el aporte de la empresa pública, privada y al de los egresados ucabistas se ejecutó el plan maestro de desarrollo de infraestructura que contempló grandes obras: la construcción del el sexto módulo con motivo al bicentenario de Andrés Bello, el Edificio de Servicios Centrales, el Centro Loyola que comprendió la parroquia, el Aula Magna y sus salas de usos múltiples, el edificio de Postgrados y el primer movimiento de tierra para el área deportiva, incluyendo sus campos y el edificio que allí se encuentra hoy en día.

Durante la gestión de Guido Arnal también se activó un plan para fomentar el vínculo del egresado con su Almatl_files/AEUCAB/imagenes_boletines/Enero 2015/guido2.jpg Mater, llevando a cabo diversas actividades entre las cuales destacaron los Reencuentros y la publicación trimestral de la Carta al Egresado, un ejemplar firmado por el Rector y en el que se promocionaban las actividades que se realizaban en el campus.

Las cátedras fundacionales también se crearon durante su rectorado y se recibió el primer apoyo para el fondo de las pensiones proporcionales y diferidas con el que, tras un estudio socioeconómico al estudiante, la UCAB le otorgaba apoyo a los alumnos con dificultades para cubrir los costos de la matrícula.

 

Guido Arnal solía almorzar en el cafetín de la universidad, allí se reunía con sus colegas, trabajadores y con sus estudiantes, a los que antes impartía clases como profesor de Geometría Descriptiva y de Resistencia de Materiales.

Es recordado por ser un alumno y profesor brillante, insigne esposo y padre orgulloso de tres hijas. Un ucabista integral que agregó valor a nuestra Universidad y a los profesionales que egresan de sus aulas.

Con profundo pesar nos despedimos de él el pasado 12 de septiembre....recordando y valorando todos sus esfuerzos por contribuir a que nuestra Alma Mater se abriera a un sendero de optimización y excelencia ¡Gracias Guido! 

En las redes socialestl_files/AEUCAB/imagenes_boletines/Enero 2015/facebook-logo-square-webtreatsetc.png

Jose Daniel Palma

Tremendo profe y distinguido Rector, que continúe las clases de Descriptiva desde el cielo.

Eduardo González Ramírez

Fue el Rector que me entregó el diploma en 1973. Su trayectoria marcó a innumerables alumnos. Dios lo tendrá a su lado.

Samir El Awad

Fue mi profesor de Geometría Descriptiva, gran persona, rector que salvó a la universidad de su cierre total en principios de los años setenta, además un gran rector, de él recibí el título de Ingeniero Civil. Que descanse en paz.

Iván R. Méndez

Un ser humano valioso, que se tomaba el tiempo de conversar con los estudiantes y canalizar sus (mis) inquietudes e incluso becarte si no te alcanzaba el dinero para pagar la universidad, de por sí la menos onerosa en esos días. Mis respetos a su familia y su legado es la generación que ahora dirige la lucha para traerle la democracia de vuelta al país.

Enrique Machaen

Paz a sus restos. Ejemplo de la Venezuela de gente buena y de grandes valores. Nos seguirá apoyando desde el cielo. Fui su alumno y él fue uno de mis MAESTROS!!!

Juan Pestana

Ejemplar ser humano. Muchas personas ensenan pero pocas educan. Canon de rectitud y profesionalismo. De los individuos que más hacen falta en nuestro país y de los que nunca han sobrado... Se te quiere y te seguiremos queriendo. Fue un privilegio ser uno de sus alumnos y luego colega.

Valentina Rodriguez Perdomo

QEPD... Hombre que formó a excelentes profesionales venezolanos... Y amó profundamente la educación y a nuestra amada y respetada UCAB.. Paz a sus restos...